Cómo elegir una plantilla para un blog de WordPress

¿Estás buscando cambiar una plantilla WordPress?

Aquí te decimos cómo.

Dentro del mundo del blogging basado en WordPress hay dos escuelas:

La primera se decanta por lanzarse a bloggear desde el día “cero” con una de las plantillas WordPress predeterminadas; la segunda es partidaria de dedicar tiempo a escoger la plantilla definitiva antes de hacer público el blog.

A muchos miembros de la segunda escuela les suele pasar lo siguiente: se convierten en aspirantes a bloggers que aplazan por meses el lanzamiento de sus páginas porque no encuentran un tema que les convenza del todo. Una plantilla que les haga tilín.

En un gestor de contenido como WordPress las opciones en cuanto a personalización y temas parecen infinitas.  Y es fácil sentirse abrumado ante tantas posibilidades.

En caso necesites saber cómo instalar una nueva plantilla o tema en WordPress preparamos para ti un tutorial detallado.

No te pierdas en el océano de plantillas WordPress

Para que no seas de los que se quedan estancados escogiendo un tema para el blog te dejamos una serie de principios guía.

1. La imagen sí importa

Lo de “comemos con los ojos” no aplica sólo a los alimentos: También tiene validez en la web. Tus visitantes se convertirán en lectores de tu blog y clientes de los servicios y los productos que ofrezcas en el, en gran medida guiados por el aspecto visual del mismo.

Por eso la plantilla que elijas para tu blog tiene que ser atractiva: un caramelo visual. Te tiene que gustar a ti, al punto de hacerte sentir orgulloso y tiene que gustarle a los visitantes al punto de hacerles sentir confianza.

Be eye candy my friend

Dentro del atractivo visual intervienen ciertos aspectos que es importante tengas en cuenta a la hora de elegir una plantilla WordPress.

  • Colores
  • Fuentes

Esos dos ítems de la lista (colores y fuentes) están relacionados con la identidad de tu marca, un aspecto que conviene definir desde el principio.

Así que procura que el tema que elijas permita una total personalización de la paleta de colores (para hacerla coincidir con tus colores corporativos).

Como ya sabes las palabras son los pilares que sostienen a un blog. Por eso la fuente tipográfica es un elemento que no debe dejarse al descuido, además del contenido de calidad: una fuente tipográfica adecuada garantiza la legibilidad de tus textos.

La elección de una fuente tipográfica se tiene que basar en razones más funcionales que estéticas. No se elige una fuente tipográfica porque sólo se vea bonita también tiene que ser fácil de leer.

Por eso: elige una plantilla que permita la personalización de la fuente tipográfica o una que venga con una selección de tipografías que faciliten la lectura.

2. La funcionalidad

¿Pregúntate para qué lo usarás?

La finalidad de tu blog determinará en gran medida cuáles serán las necesidades que tendrás en cuanto a diseño. Aunque es posible encontrar alguna plantilla WordPress multipropósito, también existen otras muy especializadas con funciones específicas para un nicho en concreto.

Piensa que: El blog de un músico no tendrá la misma disposición de los elementos webs que podrías encontrar en por ejemplo una página dedicada a noticias de tecnología.

Por eso conviene tener claro dos factores:

  • A) ¿De qué va mi sitio?

Esa página en la que tanto piensas es de: Recetas, música, un portafolio profesional…

  • B) ¿Qué quiero hacer con él?

¿Quieres mostrar tus trabajos en la web?, ¿vender productos?, ¿quieres ofrecer servicios? o poner publicidad de Adsense

3. Tiene que ser responsive

Este es un punto que no se negocia: tu web tiene que ser responsiva sí o sí.

Ya sabes que los temas o plantillas responsivas son aquellas que tienen la capacidad de adaptarse, adaptarse ¿a qué?

Al ancho de la pantalla de cada dispositivo desde los que es posible visualizar una web:

Computadores de escritorio, portátiles, tablets y teléfonos móviles.

Cada uno con sus distintas resoluciones de pantalla y particularidades en cuanto a la experiencia de usuario, como las que existen entre un dispositivo cuyo método de navegación consiste en un mouse o teclado físico a uno operado por medio del táctil.

Un porcentaje importante de los usuarios se conecta a internet a través de dispositivos móviles. Y tú no quieres perder ese tráfico. Para que tu web se beneficie del tráfico móvil es imprescindible que la plantilla WordPress que elijas permita una óptima experiencia de usuario sin importar el dispositivo desde donde naveguen.

Recuerda: Si quieres una web que destaque necesitas que sea adaptativa o responsive.

4. Tiene que ser compatible 

A estas alturas la compatibilidad de los temas en los distintos navegadores web es casi un estándar: Pero que no te pille la sorpresa que tu flamante tema nuevo no funciona como debería en cierto navegador.

Antes de comprar una plantilla WordPress asegúrate que brinda compatibilidad para la mayoría de los navegadores.

 En resumen

La plantilla WordPress perfecta  para tu blog tiene que ser:

  1. Bonita. Te tiene que gustar a ti y a lo más importante a tu público objetivo.
  2. Funcional. Te debe permitir hacer lo que quieres hacer.
  3. Responsive. Se debe ver bien sin importar el tamaño de la pantalla desde donde vean tu página o blog.
  4. Compatible. Tiene que funcionar bien en cada navegador.

La plantilla wordpress perfecta para tu blog tiene que

 

El diseño y la selección de una plantilla WordPress para tu blog es apenas la punta del iceberg, si quieres hacer que tus proyectos webs crezcan, necesitas conocer entre otras cosas algo de SEO, seguridad y marketing online, además de manejar un montón de herramientas. Tranquilo, todo eso es fácil cuando cuentas con el mejor curso online de WordPress.